En este lugar aprenden no solo sobre leyes, sino también sobre cultura e historia

Se trata de las visitas guiadas a la Legislatura misionera, en las que participaron estudiantes de séptimo grado de primaria del Instituto Nuestra Señora de Fátima, y de cuarto y quinto año de secundaria del Instituto Gutenberg. Conocieron el Recinto de sesiones, el Salón de las Dos Constituciones y el Embajador Legislativo, donde se sorprendieron al encontrar y poder programar a Legis, el robot que asiste a los diputados con sus tareas.

Matías Lezcano, profesor de ciencia política del Instituto Gutenberg de Posadas dijo que los estudiantes fueron a la Cámara de Representantes “a conocer la cultura, y fue una buena experiencia conocer cómo se elaboran las leyes y cómo trabajan nuestros representantes”.

“La puesta a punto de la tecnología colabora en los estamentos políticos, así como también en los educativos, es un buen ejemplo para que ellos vean cómo se complementa este trabajo”, afirmó el docente.

De los estudiantes de ese instituto, Camila Lezcano Chávez dijo que lo que más le interesó fue cuando fueron al Embajador Legislativo: “Me gustó la parte de la robótica”, señaló.

Valentina Masmuk afirmó que “si bien había muchas cosas que sabía porque había dado en la escuela, no lo sabía tan bien en profundidad, además tampoco conocía cómo era el edificio”. “Es muy interesante y muy lindo”, opinó.

María Pérez destacó la información que recibió “sobre qué es cada parte de la Cámara, cómo funciona y qué hace cada diputado”. “Me pareció muy interesante el momento en el que nos explicaron sobre el mural que hay en el Recinto, nos mostraron en forma detallada  sus diferentes partes”, expresó.

Del Instituto Nuestra Señora de Fátima, de Garupá, la vicedirectora Susana Morcillo resaltó que le pareció “muy bien la didáctica utilizada” en la visita guiada. “Está bueno sorprender con cosas nuevas, aparte también la técnica de hacer competencias está buenísima”, añadió.

La docente Patricia López comentó que los chicos participaron “entusiasmados”, si bien reconoció que “estaban ansiosos al principio”. “Me gustó mucho la parte tecnológica, es muy didáctica, todo muy explicativo y claro”.

Entre sus estudiantes, Pedro Feyuk resaltó la posibilidad de conocer el Embajador Legislativo y que le enseñen sobre robótica. “Me gustó mucho saber la función de la informática y cómo ayuda a los diputados”, afirmó.

Con él coincidió su par, Lara Opriel, a quien le gustó mucho poder conocer a Legis, mientras que a Marithza Domínguez le gustó la explicación sobre cómo trabajan los diputados.

A Máximo Delgado, en tanto, le gustó aprender sobre el mural:  “Me sorprendió los datos que tenía y su historia, así como también la del edificio”, dijo.