Tokio se quedó sin ascenso por ayuda externa

Tokio tenía todo para ascender pero los «Jueces» decidieron que Centenario de Venado Tuerto tenia que tener su fiesta, los venadenses derrotaron a Tokio 68 a 63 en el tercer partido de la final de Conferencia.

El encuentro comenzo con una intensidad increible, los dos defendieron con enorme actitud pero fueron los visitantes que pudieron correr con un inspirado Juan Cruz Krapp mas los aportes de Daniel Tabbia y los grandes Ginzalez y Frencia. Tokio pudo hacer una buena diferencia de 8 puntos arriba (10/ 18) a dos minutos para finalizar del primer cuarto.

El cierre del primer cuarto fue todo de Tokio que jugó concentrado con mucha defensa para anular el perímetro de Centenario, los Orientales ganaron 15 a 20.

El segundo cuarto comenzó con dos bombas desde el perimetro de Centenario para pasar a ganar en cuestion de segundos 21 a 20. Los posadeños no tardaron en recuperar la memoria y volvieron a jugar doble a doble. A poco mas de 2 minutos para el final Daniel Tabbia cometió su cuarta falta personal y tuvo que sentarse mas de la cuenta. El cierre del cuarto Tokio lo jugó con gran autoridad y con buenas ofensivas se fue al descanso largo arriba 34 a 40.

El inicio del segundo tiempo Tokio hizo un parcial de 0 a 6 en casi 4 minutos de juego para sacar 12 puntos de diferencias 34 a 46 ante un descontrolado equipo local, ese buen arranque visitante obligó a pedir tiempo muerto en Centenario.

En el cierre del cuarto los locales descontaron con bombazos de tres puntos para achicar a un punto la diferencia 48 a 49, el cierre fue para Tokio con un doble de Tabbia para ir al descanso de los últimos 10 minutos arriba 48 a 51. A 5 minutos 25 segundos para el final los jueces le cobraron la quinta falta personal a Daniel Tabbia y los posadeños se quedaron sin su goleador. Los pitazos comenzaron a escucharse en favor de los venadenses, los arbitros inclinaron la cancha y Centenario se metió definitivamente en partido. Una rafaga de Pedro Emilio que calvo dos triples consecutivos para pasar a ganar 61 a 57.

Tokio no se rindió jamás, fue al frente y se antepuso con mucha personalidad ante los fallos arbitrales que inclinaron la cancha en favor de los locales. El cierre fue para Centenario que se quedaron con una victoria sufrida 68 a 63 y con ayuda de los mediocres jueces que en esta categoría deja mucho que desear. Centenario ascendió a la Liga Argentina y Tokio se volvió a Posadas con una sensación de despojo.

Gran torneo de los misionero y es una lástima que este decadente Básquetbol Argentino con una dirigencia que es la peor de la historia de un deporte Campeon Olimpico, la Confederación Argentina de Basquetbol debe tener una renovación y recuperar a dignos dirigentes deportivos.