Tormenta grindcore, este viernes en el CC Vicente Cidade

Velocidad, gritos guturales y muchos invitados, serán la apuesta de Deadly en su presentación de este viernes 7 en la Sala Quiroga del Centro Cultural de Belgrano y General Paz. Con entrada gratuita y un aforo limitado, la cita con el ruido será a las 20 hs, pero se recomienda asistir con anterioridad.

 

Surgidos del oeste posadeño, Deadly hace música peligrosa. El soundtrack ideal para convertir una fiesta familiar en aquelarre y un simple toquín en un mboyeré de ruido, pogo y, créase o no, las mejores vibras.

 

Es que Deadly es así, lo agresivo de su música y energético de sus shows en directo, se compensa con la buena energía de las previas y post shows. Un concierto completo de Deadly no pasa de los 40 minutos y, créanlo, no hace falta más. Una descarga de adrenalina suprema. Una tormenta visceral. Una catarata de riffs afilados a lo Hattori Hanzo y gritos de dragón enojado.

 

LXS INVITADXS

El entremés ideal para la experiencia sonora y visual prometida por Deadly será Valle de Pantanos, un dúo de música instrumental conformado por Josefina Krämer en el bajo y Diego Kuchera en batería y sintethes disparados desde un celular. La banda se formó a finales del año pasado y hasta la fecha continúa su proceso experimental sin la búsqueda de un género específico.

 

Qué es Deadly, la crew del ruido visceral
Originarios de los suburbios de Posadas y gestados en las llamas del 2001, este cuarteto intrépido se alzó desde las cenizas bajo el nombre de Deadly Noise Crew. Con una formación de los que sólo sobreviven Tory liderando las voces y Adrián desgarrando las guitarras, la banda irrumpió con la fuerza de un huracán en la escena local destilando un hardcore/crust impregnado de grindcore, rindiendo homenaje a colosos como Napalm Death y Brutal Truth.

 

Surcando antros marginales y compartiendo escenario con cualquiera que también bebiera de su brebaje de velocidad y agresividad, los Deadly moldearon su sonido directo y enérgico, convirtiéndose en pilares de la contracultura underground de Misiones. Sin embargo, cuando Adrián se aventuró a Europa por un tiempo, el resto de la banda aprovechó para explorar nuevos horizontes en otros proyectos.

 

El amor por la música les allanó el camino de retorno en 2012, regresando con una amalgama única de grindcore, crust y death metal. Desde entonces, han florecido como íconos locales y van dejando su huella en festivales y destrozando escenarios con su directo demoledor.

 

Tras algunos cambios de formación, ya sin bajo y despojándose de lo de Crew -pero nunca del Noise-, Deadly sumó a Mateo en los parches y a Sepu -Kuria Muria- como segundo guitarrista, añadiendo aún más velocidad y afilada psicodelia a la ya de por sí frenética y agresiva mezcla de furia y macicez.

 

Con un extenso catálogo de demos y lanzamientos previos, Deadly ha evolucionado sin despojarse de su esencia brutal, manteniendo sus letras arraigadas en la miseria humana y la cultura guaraní. Para este 2024, el plan es seguir blasteando y entrar a estudio para grabar un nuevo material.